Un siete de enero de 1986 murió el escritor jalisciense Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno (1917-1986), conocido en el mundo literario como Juan Rulfo, el autor de El Llano en Llamas y Pedro Páramo, dos obras de gran trascendencia en las letras mexicanas.
Este narrador, nacido en Sayula,  vivió también parte de su niñez en los municipios de San Gabriel y Tuxcacuesco.
La región que vio nacer al también considerado padre del realismo mágico, es descrita en su narrativa como un entorno inhóspito y hostil para el ser humano y para la agricultura. Pero actualmente puede constatarse que el yermo se ha convertido en un próspero vergel en virtud de las inversiones productivas y la tecnología agrícola que ahí se ha inducido.   

Un ejemplo de esta tecnología, son las plantaciones de uva de mesa que el corporativo sonorense Grupo Molina  ha establecido en años recientes en Tolimán y Tuxcacuesco.Las ventajas del micrcoclima y del suelo de la comarca rulfiana han permitido que Jalisco  produzca durante el mes de abril uvas de mesa, cuando no se tiene en otras partes del mundo, lo que permite extender la cosecha durante más tiempo, generando una ventana de presencia de los productos en los diferentes mercados internacionales.Este proyecto  tiene la meta de llegar  500 hectáreas de viñedos, y ya se lleva un avance superior  a las 220 hectáreas.  Este proyecto ha representado la aplicación de varios cambios del paquete tecnológico del cultivo, lo que a traído mejores indicadores en comparación del producto cultivado en Sonora, como por ejemplo un rendimiento de dos mil 500 cajas por hectárea (cada caja de 8.2 kilogramos).  Cada hectárea trae consigo una inversión de 50 mil dólares y genera cuatro jornales en mano de obra al momento de la cosecha.
Por cierto, este agronegocio, por sus características en la innovación,  rompió el paradigma de que la vid requería como requisito indispensable las horas frío, una vez que en el Llano en Llamas no hay heladas.

Otro proyecto exitoso en esta región, es el rancho El Petacal, donde con técnicas innovadoras se producen hortalizas de exportación. 

Otros ejemplos de la productividad de esta región, son varios invernaderos de diversas variedades de jitomates que se comercializan en el mercado interno y que  también se destinan a la exportación, como el caso del tomate Cherry.

También en los parajes de esta región se producen diversas variedades de agave, tanto del tequilero, como de otros, que se destinan a la elaboración de varios aguardientes, tanto del que se produce a escala industrial en el municipio de Tonaya, como el licor conocido como tuxca, que se produce en Tolimán y Tuxcacuesco.

 

La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: nathalia.gutierrez / Fecha de actualización: Lunes, Enero 7, 2019 - 16:02