SENASICA ya prepara medidas correctivas para garantizar la trazabilidad de la plántula: SEDER

Uno de los retos en el que se trabaja es la trazabilidad de la calidad de las plantas de limón que se comercializan en los viveros, ya que ante un vacío legal en la normatividad federal fitosanitaria, no todos ofrecen plántulas certificadas, lo que pone en riesgo las plantaciones y podrían ser perjudicadas por problemas sanitarios de gran impacto económico, señaló el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (SEDER), Héctor Padilla Gutiérrez.

El funcionario estatal precisó que “hay retos en regular con mucha precisión el desarrollo de los viveros para que produzcan la planta adecuada que permita fortalecer el trabajo de los productores y reducir sanitarios que pueden poner en riesgo, valga la repetición, el esfuerzo y la inversión de la gente. Ahí es un punto en el que hay que abundar y hacerlo rápido para darle más orden a esta actividad y que está despuntando con una gran velocidad en Jalisco por ser una actividad emergente, de muy buen nivel”.

Padilla Gutiérrez refirió que afortunadamente este tópico ya es motivo prioritario en la agenda fitosanitaria del Servicio Nacional de Sanidad, Calidad e Inocuidad Alimentaria (SENASICA), según lo expresó explícitamente su director en jefe, Enrique Sánchez Cruz, durante su participación en el Primer Congreso Internacional de Limón Jalisco 2018, que concluyó en esta ciudad con gran concurrencia de participantes de varios Estados y de otros países citrícolas.

Lo anterior fue señalado durante su mensaje de clausura del citado foro limonero, el cual trajo múltiples experiencias para los todos los involucrados en este importante producto de la citricultura mexicana.

El responsable de la SEDER resaltó que otro tema de gran trascendencia en este congreso fue la convicción de los exportadores limoneros jaliscienses y de otros Estados en avanzar en la diversificación de los mercados de exportación.

En este tema, abundó en que no debe ser aceptable una situación de que los grandes importadores de Estados Unidos paguen un kilogramo de limón persa a 75 centavos de dólar, para que ellos luego lo revendan a 2.40 dólares a destinos de Asia y Europa.

Héctor Padilla dijo que afortunadamente los citricultores de Atotonilco El Alto y del Valle de San Martín, además de Teocuitatlán de Corona y Zacoalco de Torres, entre otros, han avanzado gradualmente en la diversificación de mercados, de manera que tener solamente a Estados Unidos como destino hasta cinco años, ahora ya se exporta a ocho países.

También indicó que este congreso reveló la urgencia de realizar talleres de capacitación en todas las regiones citrícolas de Jalisco en diversos temas de gran importancia en la productividad, como uso eficiente del riego, mejoramiento genético, y desde luego la comercialización y el valor agregado.

Asimismo, comentó que será de gran importancia para el limón jalisciense, la disponibilidad de los limones persas enanos, de modo que con ello se tengan densidades de 600 a 800 plantas por hectárea, lo que de acuerdo a las investigaciones en curso, esto ya se manejaría en plan comercial en un plazo tentativo de dos años.

EL DATO

· Durante 2017 Jalisco exportó 11 millones de dólares de limón persa, contra 2 millones de 2012.

· En los años recientes, el campo limonero de Jalisco ha crecido sustancialmente. De 1 mil 350 hectáreas de plantaciones certificadas, pasó a 4 mil 200 en los últimos cinco años, lo que representó un incremento de 211 por ciento.

· Se trabaja actualmente en la investigación para producir limón orgánico y en la generación de árboles enanos para mejorar la población de plantas por hectárea y facilitar el corte de la fruta.

La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: gloria.villareal / Fecha de actualización: Sábado, Octubre 6, 2018 - 13:34