Se inauguraron rastros TIF de Tomatlán y Unión de Tula

La ganadería de la regiones Sierra de Amula y Costa de Jalisco tendrá un aliciente para su competitividad con los rastros Tipo Inspección Federal de Unión de Tula y Tomatlán, ubicados en dos regiones de gran vocación ganadera, expresó el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (SEDER), Héctor Padilla Gutiérrez.
 
El funcionario puntualizó que estos modernos centros de sacrificio darán valor agregado a sus productos cárnicos, por lo que éstos podrán comercializar en segmentos que los pagan mejor, tanto en el mercado doméstico como en el de exportación.
 
Hizo notar que estos dos nuevos rastros serán de gran importancia para sus usuarios “queremos pasar desde la limpieza de las enfermedades (del ganado) al valor agregado para que los productores pequeños, locales o foráneos, se interesen en la limpieza de las enfermedades, pero además en el sacrificio y transformación de la carne con el fin de que salga, no sólo ganado en pie, sino carne empacada con marca, con diseños, destinos específicos y se convertirán, por lo tanto, esos dos rastros en un punto de apoyo para esas regiones de nuestro Estado”.
 
En el caso del rastro de Tomatlán, refirió que esta obra era indispensable para el impulso del municipio que lleva la vanguardia en el padrón de ganaderos activos de la entidad.
 
Detalló que la obra de Tomatlán tiene capacidad de matanza de 150 animales por turno y cuenta también con su área de deshuese, lo que permitirá la venta de cortes, en vez de canales, con el consecuente beneficio al productor primario; mientras que el de Unión de Tula supone 40 semovientes por turno.
 
Hizo mención que estas plantas de matanza habrán de influir en la cultura de los ganaderos, puesto desde que se anunciaron hace algunos meses se ha incrementado la engorda y algunos productores deciden ya no vender becerros, sino aportar por la finalización del animal para su posterior matanza.
Añadió que estas acciones abrirán importantes ventanas para la comercialización de la carne, como los sectores restauranteros de Manzanillo y Puerto Vallarta.
 
Por cierto, en ambas regiones se tiene en marcha el barrido sanitario para que el ganado tenga calidad de exportación en un proyecto que engloba a 32 municipios para que tengan opción de exportar animales vivos al mercado estadunidense.
 
EL DATO
·         La obra de Tomatlán supuso una inversión con recursos federales, estatales y municipales por 22 millones de pesos e incidirá en una región de 450 mil habitantes, donde se incluyen Puerto Vallarta, Cabo Corrientes y Villa Purificación.
·         El rastro de Unión de Tula supuso una inversión de 16.1 millones de pesos con aportaciones del ámbito federal, estatal y municipal.
·         Los recursos naturales de las dos comarcas permiten eficientar los costos de engorda de ganado a base del aprovechamiento de praderas para la alimentación de los animales.

La legalidad, veracidad y calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.
Autor: gloria.villareal / Fecha de actualización: Domingo, Diciembre 2, 2018 - 20:55